domingo, 3 de junio de 2012

Historia de Alpina

Cuenta la historia que en 1945 llegaron a Colombia dos hombres suizos con su visión futurista: Don Max Bazinger y Walter Goggel. Iniciaron la búsqueda de zonas ricas para el acopio de leche y cuando conocieron el valle de Sopó, quedaron fascinados por su similitud con el paisaje suizo. 
En ese entonces, compraban 500 botellas de leche y manualmente elaboraban el queso diario. Lleno de optimismo se veia a Don Max montar en una carreta tirada por un caballo, cuando iba a la finca productora a recoger la leche en cantinas. Mientras tanto, fue Walter Goggel quien, con un sello que contenía el nombre de ALPINA en manuscrito y en color verde, lo estampó sobre uno de los quesos dando origen al logo de la compañía. Con un préstamo bancario adquirieron un terreno de siete fanegadas para construir la fábrica: una planta sencilla. Desde entonces y hasta el momento, Alpina ha vivido una cultura de calidad, confianza e innovación que nos ha llevado siempre ha trabajar para seguir escribiendo una historia ofreciendo lo mejor.

1 comentario:

  1. Me gusta la forma de comunicar vía blog y el de alpina muy interesante.

    ResponderEliminar